sábado, 4 de agosto de 2007

Programa Nacional de financiamientos Hipotecarios 2006


Rezago y Necidades.


¿En qué consiste el rezago habitacional?
Cuando se dice que existe un rezago habitacional, se refiere al número de viviendas que por sus características de ocupación (hacinamiento), y por los componentes y materiales utilizados en la edificación (deterioro), no satisfacen un mínimo de bienestar para sus ocupantes. Existen dos tipos de rezago habitacional, el de atención de vivienda nueva (cuantitativo) y el de ampliaciones y mejoramientos (cualitativo).
Aspecto cuantitativo: Es el que refleja la ausencia o falta de la vivienda en términos reales. Este concepto se obtiene al calcular los hogares sin vivienda (comúnmente llamado “Déficit”) y por las viviendas ya existentes en el inventario habitacional, que es necesario sustituir, debido a la mala calidad de los materiales utilizados en la edificación o bien que han llegado al término de su vida útil.
Aspecto cualitativo: Se refiere al número de viviendas que ya existen en el inventario habitacional, pero que por las características de su ocupación y de la calidad de los materiales utilizados en la edificación, no satisfacen un mínimo de bienestar para sus ocupantes. Para subsanar estas deficiencias, es necesario llevar a cabo ampliaciones o mejoramientos a dichas viviendas. Cabe hacer notar, que este concepto no implica la construcción de nuevas viviendas, tan sólo, el hacer adecuadas las ya existentes, e impedir que su deterioro las convierta en viviendas inadecuadas y pasen entonces, a formar parte del rezago cuantitativo.
De esta manera, al precisar en qué consiste el rezago habitacional se deben tomar en cuenta tanto el déficit de vivienda nueva, como los requerimientos de mejoramiento. Calcular el rezago implica conocer los crecimientos o variaciones de los indicadores o factores que componen el esquema para el análisis del problema, los cuales se hacen en su gran mayoría, a partir de la información censal. Esto es:
Población, viviendas y hogares;
El número de cuartos por vivienda y sus ocupantes;
Los componentes materiales con los que esta edificada la vivienda; y
El grado de deterioro o vida útil de los materiales utilizados en la vivienda
Para el año 2000 se calcula que 756 mil hogares en todo el país no tienen una casa independiente donde habitar, por lo que cada uno de éstos requiere de una vivienda nueva. Adicionalmente, un millón 55 mil casas existentes necesitan ser sustituidas, debido a que han llegado al término de su vida útil.
Por otro lado, la parte sustancial del rezago habitacional se encuentra en los 2 millones 42 mil viviendas de todo el país, que requieren ampliación y en las 438 mil, que deben repararse para evitar que su deterioro las convierta en habitaciones inadecuadas. Para ampliar y rehabilitar estas viviendas se requieren programas de mejoramiento habitacional, lo que no implica edificar nuevas viviendas, sino solamente readecuarlas.

sábado, 21 de julio de 2007

Marco Teorico

La meta fijada por el presidente Fox fue incrementar el número decréditos hipotecarios concedidos anualmente de 350 mil que se otorgaronen el 2000 a 750 mil para el próximo 2006, la mayoría de ellosdestinados a la clase trabajadora de México a través de las institucionesde vivienda del gobierno: el Infonavit en el caso de los trabajadoresque laboran en el sector privado y el Fovissste para los empleados delsector público.El carácter inédito de las acciones emprendidas y los resultados positivosalcanzados en la promoción de la vivienda, ha merecido un elogiosoreportaje del influyente diario norteamericano The New York Times, en suedición del 4 de enero de 2005. De acuerdo con analistas financieroscitados por el rotativo, “nunca se había visto un plan inmobiliario como el deMéxico, se trata de un modelo único que ha sido extremadamente exitoso”.De la misma manera, funcionarios del Banco Mundial reconocieron queel país esta logrando “un balance entre los intereses de la demandasocial y la sustentabilidad financiera”.
La política de vivienda debiera ser producto de la congruencia de laspolíticas de Estado. En México, el fenómeno es que ésta aseveración escontraria a lo racional; es la excepción que confirma la regla. La políticade vivienda ha venido siendo bien impulsada desde las altas esferasdel poder, aunque en otras muchas materias no exista una política deEstado, o por lo menos que sea tan evidente como en nuestro sector.

Pasado

En el año 2000 se calculaba que en nuestro país existía un déficit deaproximadamente 4 millones de viviendas, lo que significaba que, porlo menos, una de cada cuatro familias (más o menos 16 millones depersonas) carecían de casa propia, teniendo que destinar entre el 30 yel 50% de sus ingresos a este concepto.

sábado, 7 de julio de 2007

LA POLÍTICA GENERAL DEL SECTOR DE LA VIVIENDA

El derecho a la vivienda tiene en nuestro país profundas raíces históricas. La Constitución de 1917, en su artículo 123, fracción XII, estableció la obligación de los patrones de proporcionar a sus trabajadores viviendas cómodas e higiénicas.
Posteriormente, el país se abocó a construir la infraestructura de seguridad social para atender las diversas necesidades de la población. En 1943 se creó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para brindar seguridad social a los trabajadores, aunque en sus inicios, también proporcionó vivienda a sus derechohabientes.
Cuando México entró en una etapa de urbanización y de desarrollo industrial más avanzada, se crearon los principales organismos nacionales de vivienda. En 1963, el Gobierno Federal constituye en el Banco de México, el Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (Fovi), como una institución promotora de la construcción y de mejora de la vivienda de interés social, para otorgar créditos a través de la banca privada.
En febrero de 1972, con la reforma al artículo 123 de la Constitución, se obligó a los patrones, mediante aportaciones, a constituir un Fondo Nacional de la Vivienda y a establecer un sistema de financiamiento que permitiera otorgar crédito barato y suficiente para adquirir vivienda. Esta reforma fue la que dio origen al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), mediante el Decreto de Ley respectivo, el 24 de abril de 1972.

miércoles, 4 de julio de 2007

vivienda

El Sistema, es el resultado de la valiosa participación de los organismos financieros de vivienda de cobertura nacional, estatal, municipal; de la banca comercial y de desarrollo; así como de otras entidades, que dentro de sus prestaciones laborales otorgan créditos hipotecarios a sus trabajadores, y es al mismo tiempo, producto de la coordinación institucional.
Se ha recopilado la información estadística a partir del año de 1973, fecha en que se dio inició a la primera publicación. Las bases de datos aquí contenidas, ofrecen información sobre los créditos e inversión ejercidos, en sus diferentes modalidades (vivienda completa, inicial, mejoramientos de vivienda, infraestructura, etc.), en el ámbito nacional, estatal y municipal.